top of page

MS

MUTISMO SELECTIVO

Sé Escuchado

Los niños con mutismo selectivo (MS) son capaces de hablar en casa, pero no pueden hablar en otros entornos, como la escuela o lugares públicos, debido a una intensa ansiedad. En esos entornos en los que el niño no puede hablar, pueden ser reforzados inadvertidamente en el uso de estrategias de comunicación alternativas, como gestos o que otros hablen por ellos. Otros pueden simplemente no comunicarse en absoluto. El MS suele manifestarse en la etapa preescolar, alrededor de los tres o cuatro años, pero puede persistir hasta la adolescencia o la edad adulta si no se trata. El MS es diferente de la timidez típica que la mayoría experimenta al conocer gente nueva o ir a lugares nuevos; es generalizado y puede afectar negativamente la capacidad de un niño para construir amistades apropiadas para su edad, participar en el trabajo y actividades extracurriculares, y satisfacer necesidades básicas.

 

 

 

 

TRATAMIENTO

El tratamiento eficaz del MS comienza con una evaluación exhaustiva para determinar la función de la evitación del habla y si existen o no condiciones comórbidas. En particular, la ansiedad social y la ansiedad por separación son condiciones comórbidas comunes de las cuales el MS incluso podría considerarse una variante. El tratamiento es altamente conductual en su naturaleza, lo que incluye un aumento en el estímulo del habla mientras se refuerzan las aproximaciones sucesivas del habla o los intentos de habla (como el movimiento de la boca o los sonidos) utilizando elogios específicos y pequeños incentivos. Los niños son llevados sistemáticamente a través del proceso al acercar al terapeuta mientras el padre y el niño juegan, y luego desvaneciendo gradualmente al padre fuera de la habitación. A medida que el niño avanza, trabajamos en generalizar las habilidades, lo que significa llevar la terapia "fuera" de la oficina, como entrar en el aula, las tiendas o los restaurantes, para que las habilidades aprendidas en la consulta se puedan transferir a los entornos donde el MS ha sido más disruptivo. Como parte del programa de tratamiento, colaboraremos con la escuela del niño, proporcionando consultas sobre estrategias y apoyos basados en el aula que promoverán el mantenimiento de las habilidades adquiridas, así como el crecimiento futuro.

bottom of page